Es más chistoso el final. Ver que el gato siente el agua y entonces pensar el mensaje ¿Quieres que me meta ahí adentro? ja ja ja. Admitidlo, todos le temimos alguna ves al agua fría. Compártelo y no olvides comentar.

Vistas:
10:30:00 p.m.
Publicado por Rikardo

Publicado por: Rikardo lunes, 14 de octubre de 2013